Cómo limpiar el coche después de una nevada

La que has liado Filomena

La que se nos ha venido encima estos días encima ha sido terrible. Filomena ha venido y ha arrasado con todo. Prácticamente todo el país se ha quedado parado por culpa de este temporal histórico. Carreteras cortadas y coches varados en el andén han abierto telediarios y han sido portada. Por suerte, más tarde o mas temprano, las maquinas quitanieves o los propios vecinos han salido a las calles y han despejado el terreno.

Y cómo no, lo han cubierto todo de sal. La sal evita que se forme hielo, pero puede llegar a ser un auténtico problema para nuestros vehículos. Favorece la aparición del óxido, daña la carrocería y la pintura.

Desde QM Cleaner queremos darte unos consejos para evitar que la sal acabe afectando a tu coche. Veamos cómo hacerlo.

Mientras dure este frío…

Mientras dure este frío siberiano es mejor esperar, pero cuando las temperaturas lo permitan y no hiele a diario, es conveniente realizar una limpieza profunda que elimine la sal de nuestro coche, poniendo especial atención en los bajos y demás zonas del vehículo que están más próximas al suelo y que más sufren.

Paso 1: Agua a presión

Es importante lavar con agua a presión los bajos del vehículo

En primer lugar debemos quitar la sal, que estará realmente adherida. Vamos a necesitar una Karcher o una limpiadora a presión. Si es posible usar agua caliente, mejor todavía. Es necesario insistir especialmente en los bajos del coche, las llantas, pastillas de freno, etc. Cómo ya hemos comentado, la sal puede ser un auténtico problema si la dejamos ahí demasiado tiempo, por ello lo mejor es actuar tan pronto como la climatología nos lo permita.

Paso 2: Limpieza y descontaminación

El segundo paso es limpiar y descontaminar la superficie con Car&Bike

Tras repasar a conciencia toda la zona baja con el agua a presión, hay que eliminar los posibles restos de sal y suciedad que queden en nuestra carrocería. Te recomendamos usar QM Cleaner Car&Bike en su disolución más potente. Con la ayuda de un par de paños de microfibra vamos aplicando el producto y retirándolo. En las zonas donde la sal ha tenido más efecto, podemos insistir cuanto necesario. Con estos dos pasos ya hemos eliminado la sal y toda la demás suciedad de nuestro coche, pero como precaución en previsión de nuevas heladas y los restos de sal que puedan seguir quedando en calles y carreteras, te recomendamos aplicar un tratamiento preventivo de cera protectora.

Paso 3: Dar cera, pulir cera

Por último podemos aplicar una capa protectora de cera de Carnauba

Por último, aunque no es imprescindible pero si recomendable, podemos aplicar una capa protectora de QM Cleaner Carnauba Protect Restore. Esta cera natural no solamente da brillo a la carrocería, también añade una película protectora contra la suciedad y el agua. Esto otorga protección extra para las inclemencias del tiempo para unos 45 a 60 días. La temperatura ideal para aplicar este producto es de 15/18ºC, pero siempre es mejor aplicarla con frio que con exceso de calor.

¡Listo!

Con estos sencillos pasos hemos acabado con los problemas que la sal podría suponer para nuestro coche. Feliz semana y mucha precaución en la carretera.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00